Sigue el día a día de Mamá del 13

Aquí os dejo con instantes de mi día a día que capturo con mucho cariño y que son una muestra de la transformación en la que llevo metida (hasta las trancas), des de el año 2013, que apareció mi hijo para enseñarme a vivir mejor en este mundo. Disfrutad de las capturas de mí ''Mamamorfosi'' que se actualizan diariamente.

miércoles, 18 de septiembre de 2013

Clases de preparación al parto en la Seguridad Social.

Hace tres semanas empecé las clases de preparación al parto. Normalmente se va a partir de las 30 semanas, pero como mi comadrona tenía que coger la baja, me dijo que empezara antes para poder hacer algunas clases con ella.

Como he comentado en otro post, el seguimiento del embarazo lo llevo en Dexeus, ya que queremos tener el bebé allí, pero también me hacen el seguimiento y las clases de preparación al parto en la Seguridad Social.

Muchas diréis: ¿y por qué este jaleo? Pues es muy sencillo. Antes de quedarme embarazada había oído hablar del éxito de las clases de preparación al parto, grupos de lactancia y técnicas de masaje infantil que se imparten en mi ciudad. Y tenia claro que quería asistir.

Como encima por nuestra mutua no nos entran las clases en Dexeus, pues pedí hora para informarme en mi centro de atención primaria. Le comenté que querría asistir a las clases y le dejé claro que el bebé lo tendría en Dexeus.

En Dexeus me visita mi ginecóloga, (que es una profesional muy agradable y de trato cercano) y en la Seguridad social me controla una comadrona (Muy maja ella también).
La verdad es que hacer el seguimiento de esta forma no nos causa ningún problema. Ya que con la comadrona tengo visita de tanto en tanto, en Dexeus son más continuas.

Las clases de preparación nos están gustando muchísimo. Si son útiles o no, no podré decirlo hasta el momento, pero la verdad es que ofrecen todo tipo de información de forma sencilla y práctica.
Hacemos una hora de gimnasia con una pelota de pilates de 65 cm de diámetro (que por cierto son de Decathlon (aquí podéis verla)), una esterilla y una silla. Básicamente practicamos respiraciones, estiramientos, etc.
Después hacemos una clase sobre un tema que propone la comadrona.

Los maridos pueden y deben asistir a estas clases. La verdad que no van muchos, pero creo que si los horarios lo permiten, vale la pena ir los dos.


Mi marido al principio tenía sus dudas, pero al ver otros padres y comprobar que aprende, pues la verdad es que le ha pillado el gustillo.

Otra de las cosas que nos gustan de las clases es ver como las compañeras van teniendo a sus bebés, vienen a visitarnos para presentarnos a su hijo y nos explican su experiencia con el parto, post-parto y lactancia.
Cuando ves a los bebés tan chiquititos, te hace reflexionar en lo que te va a tocar a ti dentro de apenas unos meses. Tanto a mi marido como a mi, ver a los bebés de cerca, nos ha hecho pensar muchísimo. Es muy interesante escuchar lo que cuentan los padres y ver a sus bebés.

De vez en cuando hacen conferencias  sobre diferentes temas. Viene un especialista o experto para informarnos sobre un tema en concreto o darnos muestras para que le compremos algo (me gusta por lo de las muestras..jeje.)


A todas os animo a asistir a las clases de preparación al parto. No se si serán útiles o no a la hora de la verdad…pero al menos obtienes información muy variada, y como se suele decir:¡la información es poder!