Sigue el día a día de Mamá del 13

Aquí os dejo con instantes de mi día a día que capturo con mucho cariño y que son una muestra de la transformación en la que llevo metida (hasta las trancas), des de el año 2013, que apareció mi hijo para enseñarme a vivir mejor en este mundo. Disfrutad de las capturas de mí ''Mamamorfosi'' que se actualizan diariamente.

viernes, 11 de diciembre de 2015

Juguetes handmade: ventana colores con marco Ikea

Compré este marco de ikea para poner fotos de Bebé13, y al final terminó siendo un juguete. Mu hijo de 2 años lo usaba como ventanita para "enfocar" y ver a través de ella. También le gusta meter y sacar el vidrio ( de plástico) que está encajado al marco tipo plumier. Así que con un forro de colores que compré en el chino, se me ocurrió forrar el vidrio para que viera las cosas a través de él pero con colores distintos! Se pasa mucho rato metiendo y sacando el vidrio del marco para luego decirte "Mama, hola!" poniendo su carita tras él.  Os dejo el enlace del marco TOLSBY de ikea por 0.99 € y esta propuesta para hacer un juguete sencillo y divertido.

martes, 1 de diciembre de 2015

Educar sin chillar: Parte 1: ordenes y propuestas.

A Papi y a mi nos gusta asistir a cursos, charlas, actos y actividades gratuitas que hacen en la ciudad y nos ofrecen herramientas para mejorar. Hace poco asistimos a la segunda parte de esta charla: "Educar sense cridar" (la primera parte se me pasó completamente gracias a mi neurona de mamá embarazada, que me juega este tipo de malas pasadas...).

La verdad es que soy yo la que disfruta de estas actividades, más que Papi, jeje, pero en este caso, nos interesaba a los dos por la creciente media de rabietas por segundo de Bebé13 (Bienvenida la etapa de los 2 años).

Aprendiendo a no ser Papá y Mamá Gremlings

Tanto  en clase como en casa, tanto con los alumnos o  con mi familia, tengo un umbral bastante alto hasta llegar al punto de perder los nervios, ponerme en plan Sargento y gritar como una descosida para posteriormente, arrepentirme, y explicarles que me he sentido muy enfadada, que he perdido los nervios y como no sabía que hacer...pues he recurrido a lo más fácil: Gritar, imponer y usar la herramienta que usaron en mi. La verdad es que últimamente este umbral de tolerancia está por los suelos y enseguida pierdo los nervios...el embarazo, el cansancio y la nueva etapa de los 2 años de Bebé13 no ayudan nada.

Cuando pierdo la paciencia, siento que una ola de energía me llena cada rincón de mi cuerpo, me tensa y siento como se endurece el tono de mi voz. Es como cuando a los Gremlings, en la película, se les echaba agua por encima y se transformaban de golpe.
He gritado en el aula, lo reconozco. He gritado a Papi y también a mi hijo. He sido como un Gremling...
Pero también os confieso que es algo que no me gusta y deseo "desechar", o como mínimo mejorar.

Hay cosas con las que lucho diariamente por cambiar poco a poco. Estoy contenta porqué se que estoy en el camino correcto, pero también soy consciente que no me va a resultar nada fácil y que debo esforzarme, buscar alternativas...tener la mente abierta a otras posibilidades para romper con patrones que quiero cambiar. Como siempre, me ayuda mucho escuchar otras madres con hijos e hijas de la misma edad que Bebé13. Compartir las experiencias de la crianza, te ayuda a relativizar y probar "nuevas recetas" que muchas veces son la clave para deshacer algunos patrones que no están funcionando.  La montaña rusa emocional y hormonal por el embarazo, me dificulta esta tarea; pero aún y así, yo no desisto, me permito equivocarme para después rectificar y buscar nuevas opciones.

Otro recurso que nos ayuda muchísimo a centrarnos y reflexionar, a parte de charlar con otras familias, son las charlas o actividades que te dan algunos "tips" para el día a día y sobre todo, para evitar la transformación a modo "Mamá Gremling". En la que asistimos el otro día, " Educar sense cridar" nos dieron muchas ideas y recursos. De momento os dejo la primera parte de mis notas de la charla para no enrollarme tanto ( Dedicaré otro post a la segunda parte, más centrada en conflictos y rabietas) :

- Transformar las Órdenes en propuestas: "Qué prefieres esto o esto?" Si haces "A" tendrá consecuencias "X" y si haces "B" tendrá consecuencias "Y"."
La Clave es que el niño/a sienta que esta eligiendo. Unir libertad de decisión con responsabilidad.

- Las Órdenes deben de:
1. Ser claras y precisas: Construir frases cortas, pidiendo que haga una cosa.
2. Formuladas siempre en afirmativo: En vez de decir..." No chilles ", decir..." Habla más bajito".
3. Consideradas: Si el niño/a está jugando, pues acercarte y preguntarle qué hace, reconocer lo qué está haciendo, valorarlo i proponer la orden: " Estás jugando con tus coches... Que circuito tan chulo. Como en un rato toca comer, ves recogiendo y así cenamos todos.Vale?" No limitarse a asomar la cabeza por la puerta y decir: " recoge ya y ven a cenar ".
4. Darse de en una en una. Los niños viven en el aquí y el ahora, en el presente y decir las cosas, una a una, les ayuda a cumn cplirlas.
5. Razonables.
6.Coherentes y regulares.

- No abusar del " No". Guardar fuerzas para las batallas importantes.

- Qué el niño/a pinte la rutina diara con colores, así sabrá que toca en cada momento si ha sido él/ella quien lo ha hecho. Por ejemplo: Rojo->merendar Azul->ducha, etc.

- Dar responsabilidad en casa:
A partir de los 2 años pueden poner la mesa y participar en las tareas diarias.

- Renovar contantemente y revisar las fórmulas de colaboración de los niños/as en casa:
+ Hacer lista de tareas domésticas.
+ Con un dado se elige al hermano/a que escoge primero.
+ Poner un "tick" cuando la tarea esté hecha ( papi y mami también).
+ Decidir conjuntamente las consecuencias, no decidirlas de manera arbitraria. Buscar su propio compromiso por el bienestar general,  dentro de esta dinámica.
+ Corresponsabilidad.